Los signos de puntuación

Los signos de puntuación se encuentran incluidos, según la RAE, dentro de los denominados signos ortográficos o marcas gráficas que se emplean en los textos escritos con el fin de contribuir a su correcta lectura e interpretación. Se dividen en signos de puntuación, signos diacríticos y signos auxiliares:

  • Signos de puntuación. Estos signos en español son los siguientes: coma, comillas, corchetes, paréntesis, dos puntos, punto, puntos suspensivos, punto y coma, raya, signos de interrogación y de exclamación. Sus funciones son i) marcar las pausas y la entonación con que deben leerse los enunciados para facilitar la correcta interpretación de los textos, ii) evitar posibles ambigüedades en textos que, sin su empleo, podrían tener interpretaciones diferentes y iii) señalar el carácter especial de determinados fragmentos (citas, incisos, intervenciones de distintos interlocutores en un diálogo, etc.).
  • Signos diacríticos. Situados siempre sobre una vocal, indican un rasgo o valor distintivo de la letra a la que afectan: diéresis y tilde.
  • Signos auxiliares. Signos de carácter accesorio que se utilizan en los textos con funciones muy diversas según el tipo de texto o el ámbito del conocimiento en el que aparecen. Los más comunes son: antilambda, apóstrofo, asterisco, barra, calderón, flecha, guion, llave y signo de párrafo.

Algunos signos ortográficos son dobles, es decir, están constituidos por dos elementos, uno de apertura y otro de cierre. Son de este tipo los siguientes: antilambda, comillas, corchetes, llaves, paréntesis, signos de interrogación y de exclamación.