Los paréntesis

Se define como el signo ortográfico doble ( ) que se utiliza para insertar en un enunciado una información complementaria o aclaratoria.
Los paréntesis se escriben sin espacio de separación respecto de la primera y la última palabra del período que enmarcan, y con un espacio de separación respecto de las palabras o los signos que los preceden o los siguen, salvo cuando lo que sigue al paréntesis de cierre es otro signo de puntuación; en ese caso no debe dejarse espacio de separación entre ambos signos.

Usos

  • Para introducir en un enunciado un inciso que aporta una precisión, ampliación, rectificación o circunstancias a lo dicho, sobre todo si este inciso es largo o de escasa relación con el texto circundante.
    Las asambleas (la última duró casi cuatro horas) se celebran en el salón de actos.
    Para la misma función se pueden utilizar comas o rayas. No obstante, la diferencia estriba, según el DPD y la OLE, en que el uso de los paréntesis implica un mayor grado de aislamiento de la información que encierran con respecto al resto del enunciado.
  • Para aportar una información muy concreta, como fechas, lugares, desarrollo de siglas, nombre de un autor o de obras citadas, etc.:
    Pilar nació en Algar (Valencia).
    La ONU (Organización de las Naciones Unidas) publica una lista de los gentilicios correspondientes a los países que pertenecen a la organización.
  • Para introducir alternativas en un texto (se pueden alternar con las barras):
    Nombre(s) del (los) autor(es)
  • Para desarrollar abreviaturas o reconstruir palabras que en un texto original están incompletas (en la transcripción o reproducción de textos antiguos, códices o inscripciones). Los elementos añadidos se enmarcan entre paréntesis y sin espacios de separación:
    Imp(eratori), Caes(ari)
  • Para aislar operaciones que forman parte de una serie, en las fórmulas matemáticas o químicas:
    [(2 + 7) ×(0 + 2)] -(6 -5)
  • Para indicar la omisión de un fragmento de un original, en la reproducción de citas textuales. En este caso, hay que incluir tres puntos dentro del paréntesis:
    Pensé que él no pudo ver mi sonrisa (…) por lo negra que estaba la noche.
    Para este fin, las obras académicas recomiendan el uso de los corchetes.
  • En obras teatrales, enmarcan las acotaciones del autor y los apartes de los personajes:
    BERNARDA (Golpeando con el bastón en el suelo). ¡No os hagáis ilusiones de que vais a poder conmigo!
  • Las letras o números que encabezan clasificaciones, enumeraciones, etc., pueden escribirse entre paréntesis o, más frecuentemente, seguidas solo del paréntesis de cierre.
    Los libros podrán encontrarse en los lugares siguientes:
    (a) en los estantes superiores de la sala de juntas;
    (b) en los armarios de la biblioteca principal.