El punto

Signo de puntuación (.) que señala gráficamente la pausa que marca el final de un enunciado —que no sea interrogativo o exclamativo—, de un párrafo o de un texto. Se ha de escribir sin separación de la palabra que lo precede y separado por un espacio de la palabra o el signo que le sigue.

Tras el punto que marca el fin de un enunciado o de un párrafo, la primera palabra debe escribirse siempre con mayúscula inicial.

Tipos

  • Punto y seguido. Es el que separa los enunciados que integran un párrafo. Se escribe al final de un enunciado y en el mismo renglón se inicia otro enunciado.
    Si la colocación del punto y seguido coincide con el final de una línea, se comienza a escribir en la siguiente línea con el mismo margen de la línea anterior, esto es, sin sangrado inicial.
  • Punto y aparte. Se escribe al final de un párrafo y el siguiente enunciado abre un párrafo nuevo. Separa, por tanto, dos párrafos distintos, que suelen desarrollar, dentro de la unidad del texto, ideas o contenidos diferentes.
  • Escrito al final de un escrito o de una división importante del texto, se denomina punto final (se considera incorrecta la denominación *punto y final).

Usos

  • Es necesario el punto detrás de las abreviaturas. Si la abreviatura incluye alguna letra volada, el punto precede a esta:
    D.ª, Sra., Excmo.
  • Se utiliza el punto para separar los subdominios de las páginas web y direcciones electrónicas:
    consulta@rae.es
    www.rae.es
  • El punto se escribirá siempre detrás de las comillas, los corchetes, los paréntesis y las rayas de cierre:
    «—Yo soy Urania —dice, al fin—. La hija de Agustín Cabral».
  • Si el punto de una abreviatura coincide con el punto de cierre del enunciado, solo debe escribirse un punto y no dos:
    Toni y yo asistimos durante muchos años a clases de baile. Aprendimos a bailar salsa, bachata, merengue, samba, vals, etc. El que nos resultaba más complicado era el tango.
  • Tras los puntos suspensivos que cierran un enunciado, nunca ha de escribirse otro punto más:
    Hemos aprendido chachachá, bolero, pasodoble, rock, salsa, bachata, merengue, samba, mambo… También hemos practicado tango.
  • En la expresión numérica de la hora, se utiliza para separar las horas de los minutos: 8.30 h., 12.00 h. En este uso, puede alternar con los dos puntos.
  • En la expresión numérica de las fechas, pueden separarse mediante puntos las indicaciones de día, mes y año: 21.6.2000. Se puede alternar con el guion y con la barra.
  • En las expresiones numéricas escritas con cifras, según normativa internacional, el uso de la coma sirve para separar la parte entera de la parte decimal: n = 3,1416, aunque también se acepta el uso anglosajón del punto (3.1416), extendido en varios países. Este uso del punto se ha generalizado para señalar la ubicación de las emisoras de radio en el dial: 40 Principales Murcia, 91.3.
  • En matemáticas, el punto indica la multiplicación de dos cantidades o expresiones, y se coloca siempre a media altura: 5 · 4 = 20.
  • En las clasificaciones o enumeraciones en forma de lista, se escribe punto (o paréntesis) tras el número o la letra que encabeza cada uno de los elementos enumerados:
    ¿Cuál es la capital de Ohio?
    a. Columbus
    b. Cleveland
  • Si los elementos enumerados en la lista constituyen enunciados completos, la Ortografía recomienda finalizar cada miembro con un punto y utilizar la mayúscula inicial en cada apartado.
  • Nunca se ha de colocar un punto tras los signos de cierre de interrogación o de exclamación, aunque con ellos termine el enunciado. Si tras los signos de interrogación o de exclamación hay paréntesis o comillas de cierre, entonces sí debe colocarse el punto:
    Lola era fascinante y muy divertida (¡cuánto la echamos de menos!).

Las siglas se escriben en mayúsculas y sin puntos.

OTAN – ESO – ONCE

No debe escribirse punto:

  • Tras las unidades de millar en la expresión numérica de los años, en la numeración de versos, páginas, portales de vías urbanas y códigos postales o apartados de correo, ni en los números de los textos legales y sus divisiones: año 1987; página 1150; avenida de Mayo, 1370; 28010 Madrid; Real Decreto 1099/1986. Tampoco en la numeración de códigos, signaturas o números de registro.
  • Para indicar las cantidades de los millares, millones, etc., según la norma internacional. Cuando el número completo consta de más de cuatro cifras, se recomienda separarlas mediante espacios por grupos de tres, contando de derecha a izquierda: 52 345, 6 462 749, salvo en documentos contables, auditorías y cualquier otro tipo de escrito en que la separación arriesgue la seguridad. Sin embargo, no se ha de utilizar nunca esta separación, ni tampoco el punto, en la expresión numérica de los años, páginas, portales de vías urbanas y códigos postales, ni en los números de textos legales y sus divisiones, etc., tal como se ha indicado anteriormente.
  • Al final de los símbolos, de las abreviaciones de los diferentes libros de la Biblia y de los códigos de dos y de tres letras establecidos por entidades de normalización como la ISO para monedas, idiomas, identificadores de aeropuertos, etc., no se coloca punto: He (helio), kg (kilogramo), Ex (Éxodo), JFK (John F. Kennedy International Airport).
  • Tras los títulos y subtítulos de libros, artículos, capítulos, obras de arte, eslóganes, etc., en el caso de que se escriban aislados y constituyan el único texto en su renglón:
    Cien años de soledad
  • Detrás de los nombres de autor en portadas, prólogos, firmas de cartas, eslóganes publicitarios, etc., si se encuentran solos en un renglón.