Una actividad que siempre da buenos resultados es cambiar el final de una fábula o cuento muy popular como, por ejemplo, el de la fábula de la cigarra y la hormiga o el del cuento de la Caperucita Roja. Casi todos nuestros alumnos, por no decir todos, han escuchado o leído estas conocidas historias y seguro que les habría gustado que ocurriera otra cosa al final. Puedes proponer que cambien el final de alguna de las siguientes historias:

cambia el final

Deja un comentario